Jamie Vardy, un goleador de fábrica

Publicado el viernes, 24 de julio de 2020.

Acabó la Premier. La mejor liga del mundo, que ya tenía campeón hace rato, definió en su última fecha todo lo que le restaba: clasificados a la Champions y a la Europa League, descendidos, etc. Sin embargo, hubo una categoría individual digna de destacar: el goleador del torneo.

Entremos en contexto. Esta temporada el máximo goleador de la Premier League no sólo destaca por sus aptitudes frente al arco, sino que excede lo futbolístico para entrar al terreno de la superación personal. Jamie Vardy, delantero del Leicester, se proclamó como el máximo artillero del fútbol inglés con 23 goles en 35 partidos. Hasta allí, no parece haber nada fuera de lo común, excepto a la gran cantidad de anotaciones convertidas por el jugador de los «Foxes».

Repasemos su historia. A los 16 años, Vardy tenía el sueño de ser futbolista profesional, pero el Sheffield Wednesday lo liberó, dejándolo sin equipo. Por ese motivo, Jamie tuvo que fichar por Stockbridge, un cuadro amateur, donde su sueldo no pasaba de las 30 libras, por lo que tuvo que alternar su incipiente carrera futbolística con un trabajo de medio tiempo en una fábrica de férulas para tratamientos fisioterapéuticos y rehabilitación. Para no creerlo.

Sus destacadas actuaciones hicieron que el Halifax Town y, más tarde, Fleetwood Town, ambos clubes de la quinta división inglesa, lo fichen. Con 25 años y tras completar dos temporadas muy productivas respecto a goles, Leicester City, club de la segunda división y del cual era hincha, hizo oficial su contratación por la cifra de un millón de libras esterlinas. Vardy jugaría por primera vez en el sistema profesional del fútbol británico.

No obstante, la adaptación de Vardy a la liga profesional no fue fácil. En su primera temporada hizo solo 4 goles en 26 partidos y las críticas empezaron a surgir. Sin embargo, la temporada siguiente sería totalmente distinta. Con el respaldo de su técnico y la confianza en sus capacidades, Vardy fue uno de los pilares para que el Leicester consiga el ansiado ascenso a la Premier y, además, fue el goleador de su equipo con 17 anotaciones en 36 encuentros.

De esa forma, Jamie Vardy debutaba en primera división a los 27 años y en solo dos años ocurrió lo impensado: al mando del técnico italiano, Claudio Ranieri, Leicester se proclamó campeón de la Premier League por primera vez en su historia luego de una campaña brillante e inolvidable. Con jugadores como Wes Morgan, Mahrez, Kanté y Vardy, como goleador del equipo con 24 tantos, los “Foxes” hacían historia en Inglaterra y el mundo entero.

Tras la brillante temporada 2015/16, Jamie Vardy tuvo incontables ofertas de clubes de Inglaterra y las mejores ligas de Europa. Pese a eso, Vardy decidió renovar con el equipo donde salió campeón de la Premier a los 29 años, por la siguientes cuatro temporadas. Seguidamente, Jamie debutó en la Champions League y sus grandes actuaciones lo llevaron a formar parte de la selección inglesa en la Eurocopa Francia 2016 y en el Mundial Rusia 2018.

Esta temporada, Vardy logró destacar y, pese a la irregular campaña del Leicester, ayudó a que su equipo clasifique a la próxima Europa League. Pero sin duda, lo más relevante es que Jamie consiguió ser el máximo goleador de la Premier por primera vez en su carrera, superando a grandes delanteros como Kane, Agüero, Mané, Aubameyang, Ings, entre otros. Además, es el jugador más veterano en la historia del fútbol inglés en conseguir esta distinción.

A pesar de que el inicio fue durísimo, Jamie Vardy logró demostrar que, con talento, pero principalmente perseverancia, esfuerzo y sacrificio, nunca es demasiado tarde para cumplir tus sueños. Hoy a sus 33 años, con una historia sacada de una película, Vardy se convirtió en el corazón de Leicester y en un ejemplo para el fútbol y la vida. Imposible no admirarlo.

Redacción: Luis A. López Solano