La revolución de Arsène Wenger

Publicado el domingo, 11 de octubre de 2020.

Arsène Wenger, legendario técnico del Arsenal por más de 20 años, es actualmente el Jefe de Desarrollo Global de Fútbol de la FIFA. En este cargo desde finales del 2019, el francés de 70 años, lidera un cambio a las reglas del fútbol, tal como lo conocemos en la actualidad.

El offside

A inicios de este año, el ex estratega hizo pública su propuesta de reformular la regla del fuera de juego. «No estarás en offisde si alguna parte del cuerpo que puede marcar un gol está en línea con el último defensa, incluso si el resto del cuerpo está por delante», señaló en ese momento. Ocho meses después, Wenger reveló a “L’Equipe”, otros cambios más que plantea para las reglas del fútbol, aparte del fuera de juego.

El saque lateral

En el fútbol actual, cuando el balón sale de la cancha, el futbolista saca el balón desde la línea de banda con las manos por encima de su cabeza. Para Wenger, esta acción deja en desventaja al equipo que ejecuta el lateral durante el juego. «Me gustaría cambiar la regla de saque. Cinco minutos antes del final, un saque a favor debería ser una ventaja, pero realmente quien saca se enfrenta a 10 jugadores de campo, con solo 9 en juego».

Por ese motivo, el actual trabajador de la FIFA explica su idea con estadísticas: «En 8 de cada 10 saques laterales, pierde el balón quien lo efectúa». Por ese motivo, el francés propone corregir este dato estadístico realizando el saque con el pie. «Es más, en la mitad del campo, deberías tener la posibilidad de patear», aseguró Wenger, quien plantea un radical cambio en este aspecto del juego, acercándose a los saques laterales en el futsal.

Tiro libre y córneres

Otra medida que proyecta la leyenda “Gunner” está relacionada a la pelota parada: tiros libres directos y saques de esquina. Respecto a las primeras jugadas, Wenger plantea que el jugador «pueda jugar rápidamente un tiro libre por sí mismo». Y en cuanto a los córneres, el francés quiere permitir que el esférico pueda salir por la parte de atrás de las porterías para luego regresar. «Crearía nuevas ocasiones de gol», aseguró el galo.

La evolución del fútbol es innegable. En todos sus aspectos, el deporte rey va adaptándose a los cambios de su entorno, como la llegada del VAR, los cinco cambios o los tiempos de rehidratación, entre otras cosas. Sin embargo, ¿se llegará a aprobar esta revolución que plantea Arsène Wenger? Solo el tiempo, o mejor dicha la FIFA, lo dirá.

Redacción: Luis A. López Solano