LIVERPOOL NUNCA MÁS CAMINARÁ SOLO

Publicado el miércoles, 22 de julio de 2020.

Tuvieron que pasar treinta largos años para que el Liverpool vuelva a ser el campeón del fútbol inglés. La última vez que los “Reds” campeonaron (en 1990), el título británico aún no se llamaba Premier League, sino simplemente Liga inglesa.

Podemos encontrar varios puntos altos en este ya histórico equipo del Liverpool: la seguridad en el arco, la solidez defensiva, la versátil volante y el demoledor ataque. Sin embargo, hay un hecho neurálgico en la historia reciente del cuadro de Anfield: la llegada de Jürgen Klopp. El alemán logró imprimir una identidad futbolística y un espíritu competitivo a un club que, en los últimos años, no había logrado estar a la altura de su historia.

El técnico alemán y gestor de este equipo, Jürgen Klopp, llegó a la ciudad de los Beatles en 2015 tras completar grandes campañas con el Borussia Dortmund. El germano fue el elegido para reconstruir al Liverpool. No fue nada fácil. No obstante, en su primera temporada, Klopp llevó a los ‘Reds’ a disputar la final de la Europa League, donde sucumbió ante el Sevilla. Pese a esto, el equipo de Anfield había despertado.

Las temporadas siguientes sirvieron para que el estratega alemán consolide su plantel e idea de juego. En la temporada 2017/18, los ‘Reds’ llegaron a la final de Champions luego de 11 años, donde cayeron ante el Real Madrid, pero ya no había dudas de que Liverpool había vuelto a la élite del fútbol mundial. En la temporada siguiente, el equipo de Klopp se sacó la espina y levantó la ‘Orejona’, título que no ganada hace 14 años, desde la histórica final de Estambul.

Seguidamente, los “Reds” consiguieron la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Sin embargo, había un título que estaba pendiente. Todos en el puerto ingles ansiaban conseguir la Premier League, que tantas veces le había sido esquiva. Aún estaba en la memoria la imagen de su histórico capitán, Steven Gerrard, resbalándose en el partido que perdieron ante Chelsea y que fue el comienzo para perder el título liguero de la temporada 2013/14.

Seis años después, el Liverpool era otro. Con un inmenso Alisson en el arco. Virgil van Dijk comandando la defensa; Alexander-Arnold y Robertson siendo dos aviones por las bandas: Jordan Henderson, capitán y líder del equipo, como equilibrio en el mediocampo, junto a Fabinho y Wijnaldum, dos tractores; y en el ataque, el tridente más explosivo de Inglaterra y, por qué no, de Europa: Sadio Mané, Mohammed Salah y Roberto Firmino.

En esta temporada, la superioridad del Liverpool ha sido inobjetable. En 37 fechas del certamen, los ‘Reds’ ganaron 33 partidos, empataron tres y perdieron en tres ocasiones. Los dirigidos por Klopp comenzaron la Premier con una increíble racho de ochos partidos ganados de forma consecutiva. Luego de esto, logró una racha aún más impresionante, con 18 victorias en fila. Una completa locura.

Definitivamente, Jürgen Klopp ha marcado un antes y un después en Liverpool. Y el equipo con la hinchada más fiel del mundo lo reconoce y lo abraza, pues antes de él caminaron a través del viento y de la lluvia. Y aunque sus sueños fueron arrojados y esfumados, ellos caminaron y caminaron, con esperanza en sus corazones. Ahora con él, ellos nunca más caminaran solos.

Redacción: Luis López Solano