Un “Charapa” varado en Colombia

Publicado el viernes, 21 de agosto de 2020.

Hace 11 años, nuestra selección viajó hasta Medellín para medirse a su similar de Colombia por las Eliminatorias a Sudáfrica 2010. La blanquirroja cayó por la mínima con gol de Falcao, pero lo más recordado que aquella jornada no ocurrió en el Atanasio Girardot, precisamente.

Luego del encuentro, los jugadores y toda la delegación peruana se trasladó a la concentración ubicada en un conocido hotel de la ciudad cafetera. Ya instalados, los jugadores cenaron y se dispusieron a descansar en sus habitaciones respectivas. Hernán Rengifo, el protagonista de esta anécdota, concentraba con Johan Fano, quien por aquel entonces jugaba en el Once Caldas de Colombia, por lo cual no tenía que retornar a Lima con el equipo.

Sin embargo, esa vez ocurrió uno de los momentos más insólitos y recordados de nuestra selección. Cuando la delegación nacional abandonó la concentración rumbo al aeropuerto José María Córdoba para abordar el avión de la FAP con destino a Lima, los encargados del equipo pasaron lista y no hubo inconvenientes. A las 2 y 30 de la madrugada, ya en suelo peruano, se dieron cuenta que faltaba nada más y nada menos que un jugador: el “Charapa” Rengifo.

Parece increíble, pero de la misma forma que los McCallister olvidaron al pequeño Kevin en la clásica película “Mi pobre angelito”, la selección, comandada por José Guillermo “Chemo” del Solar, se olvidó de Hernán Rengifo en el hotel de Medellín. Encima, el pasaporte del por entonces delantero del Lech Poznan de Polonia lo tenía un miembro de la delegación nacional, por lo que tuvo que regresar a Colombia y por la noche retornar a Lima con el jugador.

“Me levanté a las 4 de la mañana para alistarme y salir. Llamé a la recepción, para pedir la cuenta del teléfono, me preguntaron de dónde era y les dije que de la selección peruana. Me respondieron que la selección se acababa de ir. Pensé que era broma”, señaló Rengifo. El ‘Charapa’ no entendía cómo lo pudieron dejar olvidado en el hotel, y aseguró que no se le buscó como se debía para que pueda regresar a Lima junto con el plantel.

“Se supone que buscar en el cuarto es entrar y yo estuve adentro siempre. Buscar en el cuarto, no es solamente tocar la puerta. Si algo se te pierde, lo buscas donde te imaginas”, sentenció el atacante nacional. Asimismo, Rengifo contó que el técnico “Chemo” del Solar recomendó a sus jugadores que se fueran a sus cuartos a descansar en el transcurso de la cena que tuvieron en el hotel de Medellín porque su vuelo a Lima salía a las 5 de la mañana, algo que no sucedió.

Grande fue la sorpresa del popular “Charapa” al despertarse a las 4 de la mañana y enterarse que la selección ya se había ido y que el vuelo a Lima estuvo programado para la medianoche. Además, Rengifo contó que tuvo que comprarse ropa en Medellín para no llegar solo a Lima con el uniforme de la selección y su chimpunera.

Redacción: Luis A. López Solano