Una Ray…a más al tigre

Publicado el martes, 4 de agosto de 2020.

Lamentablemente una vez más, un futbolista se ve involucrado en circunstancias ajenas a las canchas de fútbol. En la madrugada del domingo, Ray Sandoval, futbolista profesional de Sporting Cristal, fue detenido por la Policía Nacional.


El bochornoso incidente sobrepasa el escándalo para entrar al terreno de lo delictivo. Sandoval no solo conducía su lujoso auto en estado de ebriedad, sino que el futbolista y su acompañante violaron el toque de queda y, además, se encontraban sin mascarilla al momento de la intervención. Por si fuera poco, durante la detención, el jugador de 25 años se enfrentó a los agraviados, quienes lo denunciaron por el cargo de destrucción de la propiedad privada.

Todos estos sucesos se produjeron a pocos días de la reanudación del fútbol peruano y que su club, Sporting Cristal, regrese a las canchas este sábado 8 de agosto para enfrentar a Sport Boys en Matute. Debido a esto, el club rimense no tardó en pronunciarse acerca de ocurrido, manifestando que no tolerarían ningún acto de indisciplina y recabarían la información necesaria para tomar las medidas correspondientes. Tras ello, los celestes emitieron un comunicado definitivo acerca del caso Sandoval.

“Luego de la correspondiente evaluación de los hechos, el club Sporting Cristal ha decidido proceder con la separación inmediata y definitiva del futbolista Ray Sandoval del equipo profesional de fútbol, suspendiendo de manera integral toda actividad profesional del deportista”, fue lo que decidió el cuadro bajopontino ante el accionar del futbolista,

Asimismo, el cuadro de La Florida añadió en su pronunciamiento: “Como hemos sostenido con anterioridad, el club Sporting Cristal es riguroso en su postura de no tolerar actos de indisciplina ni infracciones a la Ley y, de exigir un comportamiento ejemplar acorde con los valores de nuestra institución y con nuestro propósito de ayudar o construir una mejor sociedad”.

No obstante, los celestes, pese a la desvinculación, no ha abandonado al futbolista luego de lo sucedido. Así lo manifestó Roberto Mosquera en conferencia de prensa: “No queremos desproteger a Ray, la directiva mandó al psicólogo del club, porque él en este momento necesita apoyo emocional, más que nunca. Pero no podemos desproteger a los que sí cumplen, a los que sí se cuidan y que están trabajando para el partido ante Boys”, sentenció el estratega.

Finalmente, cabe señalar que, con su deleznable accionar, Ray Sandoval no solo cometió un delito ante nuestra sociedad, sino que rompió el compromiso (que asumieron él y toda la comunidad del fútbol peruano) de cumplir estrictamente los protocolos sanitarios para el reinicio del fútbol en el país, traicionando así a todos sus compañeros de profesión.

Redacción: Luis A. López Solano.