Waldir Sáenz, el goleador blanquiazul

Publicado el domingo, 16 de agosto de 2020.

Luego de la terrible tragedia del Fokker ocurrido a finales de 1987 y, con ello, la desaparición de los llamados “potrillos”, Alianza Lima había quedado huérfana de ídolos, hasta la aparición de un hábil jugador de raza morena que volvió a despertar la ilusión de sus hinchas.

Ese jugador fue Waldir Alejandro Sáenz Pérez, o simplemente “Wally”. Waldir Sáenz es el goleador histórico de Alianza Lima con 178 goles en 355 partidos y el tercer máximo anotador de la Primera División del fútbol peruano, situándose sólo detrás del “Checho” Ibarra y Oswaldo “Cachito” Ramírez. En 1992, Waldir debutó con los íntimos a los 19 años, en una temporada que solo jugó cuatro partidos e hizo dos goles.

Sin embargo, el siguiente año sería suyo. Aquella temporada, la segunda de su carrera profesional en ciernes, Waldir Sáenz anotó 31 goles con la camiseta blanquiazul, convirtiéndose en el máximo goleador de ese torneo y, además, el mejor jugador de 1993. Por esos días, “Wally”, con solo 20 años, hacía renacer las esperanzas de toda la hinchada aliancista y se perfilaba como la nueva estrella del fútbol peruano.

Si repasamos la historia de los goleadores de nuestro fútbol, veremos que solo uno fue goleador el año de su debut: Teófilo Cubillas, en 1966. Luego, hubo tres jugadores que lograron ser goleadores un año después del debut: Alejandro Villanueva, quien debutó en 1927 y salió goleador en 1928. “Lolo” Fernández, quien debutó en 1931 y fue goleador al año siguiente; y Waldir Sáenz, quién completa esta ilustre lista.

Sáenz siguió brillando con Alianza. En 1996, Waldir se convirtió en el goleador del torneo local por segunda vez, marcando 20 tantos. No obstante, al año siguiente llegaría lo más esperado en la carrera del “goleador”. Luego de 18 años, Alianza Lima consiguió ser el campeón del fútbol peruano, bajo el mando del técnico colombiano, Jorge Luis Pinto, y con una generación conocida como los “nuevos potrillos” liderada por Waldir.

En total, Waldir Sáenz ganó cuatro títulos nacionales con Alianza Lima: el ya mencionado, en 1997; el del centenario en 2001 y el bicampeonato en los años 2003 y 2004. Y si bien, Waldir consiguió más títulos en el nuevo milenio, no cabe duda que los 90´s fue la década en la que “Wally” deslumbró por su juego pícaro y su sorprendente capacidad de definición frente al arco rival, haciendo gritar de alegría a las tribunas de Matute.

De esta forma, Waldir Sáenz se convirtió en el ídolo blanquiazul de toda una generación. Incluso, fue el máximo referente futbolístico para figuras que aparecieron años más tarde en La Victoria, como Claudio Pizarro y Jefferson Farfán, que llegaron a jugar con él; y Paolo Guerrero.

Redacción: Luis A. López Solano